Silvia Sanz Torre regresó el pasado lunes 10 de enero al Auditorio Nacional para ponerse al frente de la orquesta joven del Grupo Talía, la MAYO (Madrid Youth Orchestra), formación que, desde hace una década, ofrece el tradicional Concierto de Reyes que organiza Aparejadores Madrid, el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid. El programa, bajo el título Sonidos del Este, reunía obras de grandes compositores como Borodín, Músorgski, Dvorak o Smetana, además de conocidas bandas sonoras.

Sonidos del Este con grandes clásicos y música de cine

Como en anteriores ediciones, se trataba de un concierto benéfico y, antes de que Silvia Sanz Torre tomase la batuta, el presidente de Aparejadores Madrid, Jesús Paños Arroyo, hizo entrega del donativo correspondiente a los representantes de la Parroquia de San Carlos Borromeo. Los asistentes a este concierto viajaron a Europa Central, Europa del Este y Asia Central con música clásica y bandas sonoras. Entre el repertorio clásico, la joven orquesta interpretó obras como las Danzas Polovtsianas y En las estepas del Asia Central de Aleksandr Borodín, una selección de Cuadros de una exposición de Modest Músorgski, la polca de La novia vendida de Bedrich Smetana, la Danza Eslava nº 4 de Antonin Dvorak o la Danza húngara nº 1 de Johannes Brahms. En lo que se refiere a música de cine, el numeroso público pudo disfrutar de las bandas sonoras de películas inolvidables como El violinista en el tejado, Dr. Zhivago o Taras Bulba.

Jóvenes promesas

La MAYO, bajo la batuta de su creadora, Silvia Sanz Torre, ofreció una sólida interpretación de todo el programa y demostró, una vez más, que en nuestro país contamos con jóvenes músicos que pisan fuerte, como algunos de los solistas de este concierto, todos ellos menores de 20 años: la clarinetista Inés Prieto, que brilló con luz propia en todas sus intervenciones, especialmente de las Danzas Polovtsianas de Borodín, al igual que la trompetista Marta Casamayor, sobresaliente también en sus solos y, junto a ellas, el concertino, Vlad Díaz-Regañón, seguro y expresivo en el precioso solo de la obra Darbuki, del compositor Alejandro Vivas, que la orquesta ofreció fuera de programa y de la que se interpretó el último movimiento, “Klezmer Cante”, inspirado en la música tradicional judía. Como segundo bis, orquesta y directora ofrecieron de nuevo al público la Danza húngara nº 1 de Brahms.

La MAYO, la orquesta joven del Grupo Talía

Es la orquesta joven del Grupo Concertante Talía (GCT) y, junto a la Orquesta Infantil Jonsui, forma parte de su proyecto pedagógico orquestal. La Madrid Youth Orchestra (MAYO) se crea en septiembre de 2010, con Silvia Sanz como directora titular, con el fin de dar a los jóvenes músicos y estudiantes de instrumento la oportunidad de tocar en una orquesta. Su primera aparición pública tuvo lugar en junio de 2011 en el espectáculo Cine en concierto para niños, a beneficio de la Fundación Padre Arrupe. Destaca su participación en el programa Pizzicato de TVE, que se emitió el 27 de abril de 2013, en el que interpretó obras relacionadas con la temática Música en la Corte. Desde 2011 ofrece los conciertos navideños organizados por el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid en el Auditorio Nacional.