• Ciclo Sinfónico Coral: Navidad con Talía, concierto 2º de abono.
  • Jueves 29 de diciembre – 19:30
  • Auditorio Nacional de Música – Sala sinfónica
  • Programa: Góspel, musical, grandes canciones de Navidad de la música pop y el cine, villancicos tradicionales españoles y latinoamericanos y temas inolvidables del soul y del pop

Era el concierto más esperado de esta temporada por varios motivos. Se agotaron las localidades días antes del concierto, lo que significaba volver a los niveles de público de diciembre de 2019, antes de que la COVID-19 apareciera en nuestras vidas para desbaratarlo todo. Fue un concierto de Navidad, por fin, como los de antes de la pandemia: sin restricciones de público y sin separaciones ni mascarillas en la orquesta y el coro. La Orquesta Metropolitana de Madrid, el Coro Talía y el coro infantil Talía Mini, capitaneados por su directora titular Silvia Sanz, salieron al escenario con ilusión renovada y con ganas de emocionar y de emocionarse. Y lo lograron.

La alegría es contagiosa y, si se ve, mucho mejor

Por fin podíamos vernos las caras y lo que es más importante, las sonrisas. Los músicos podían ver disfrutar al público y el público pudo ver disfrutar a los músicos. Y como la alegría es sanamente contagiosa, el concierto discurrió en una atmósfera luminosa y positiva. Como explicaba Silvia Sanz en el programa de mano, era una tarde “para reír, para recordar, para dejarse mecer por melodías inolvidables y sentir el pulso de ritmos irresistibles, para olvidarnos por unas horas de las preocupaciones y para viajar a otros lugares, a otros mundos y a otros días junto a las personas que queremos, porque estos son los grandes regalos que nos ofrece la música y que nos gustaría seguir compartiendo con todos durante muchos años”.

Navidad con Talía

El concierto, titulado como el del pasado año, Navidad con Talía, mantenía la línea temática de música en torno a la Navidad procedente del cine, del góspel, del pop y de la música tradicional, aunque la selección incluía también grandes éxitos no navideños de géneros como el pop y del musical que animaron la velada con sus ritmos y conocidas melodías. Una gran parte de los arreglos fueron, como siempre, obra del compositor Alejandro Vivas, director artístico del Grupo Talía.  

Canciones que siempre gustan

El programa se inició con el entrañable y emotivo “Have Yourself a Merry Little Christmas”, que cantaba una jovencísima Judy Garland en la película Cita en San Luis de 1944, seguido del rítmico y animado espiritual afroamericano de tema navideño “Go Tell it on the Mountain”. Acto seguido los pequeños de Talía Mini se unieron al Coro Talía en la interpretación de la conocida canción “We Are the World” de Michael Jackson y Lionel Richie que en 1985 unió a 46 artistas en una iniciativa humanitaria con el fin de reunir fondos para paliar la terrible hambruna que sufría Etiopía.

Nuestros villancicos

El programa recuperaba del pasado año Navidad andaluza, el precioso recorrido por nuestros villancicos tradicionales creado por Alejandro Vivas, en el que el público pudo escuchar “Los campanilleros”, con su aire nostálgico, y otros villancicos muy conocidos como “Ya vienen los Reyes magos”, “Madre en la puerta hay un niño”, “Hacia Belén va una burra” y “Una pandereta suena”.  El compositor proporciona un mágico envoltorio a cada uno de ellos hasta terminar con “Los peces en el río” en un progresivo accelerando al ritmo alegre de una rumba flamenca.

Un Jingle Bells diferente y un poco de soul

“Jingle bells, jingle bells…” o en español, “Navidad, Navidad, dulce Navidad…”. ¿Quién no conoce ese popular estribillo? Pues también lo incluía el programa, aunque en una versión curiosa y divertida salpicada de cambios de ritmo y bromas musicales que aportaron frescura y sabor nuevo a esta melodía tan reiterada y conocida y que, por cierto, en su origen no fue una canción de Navidad sino una canción sobre carreras en trineo, aunque, con tanta nieve y cascabeles, terminó por formar parte del repertorio navideño. Tras el popular “Jingle Bells”, llegamos al final de la primera parte del concierto con otro de los recorridos musicales de Alejandro Vivas, Moving Up, que nos llevó esta vez por la vertiente más rítmica y movida del soul con citas de “What’d I Say” de Ray Charles y el “Everybody needs somebody to love” (Todo el mundo necesita a alguien a quién amar) de Solomon Burke.

El cine y el pop más navideño y un villancico puertorriqueño

Tras el descanso, las voces blancas de Talía Mini aportaron el toque dulce y nostálgico indispensable para el primer tema de la segunda parte, “Somewhere in My Memory” de la banda sonora creada por John Williams para la película Solo en casa, todo un clásico de la Navidad y una canción que nos habla de cómo los recuerdos de la Navidad en familia, con todas sus sensaciones, permanecen en la memoria.  El programa prosiguió con un precioso villancico caribeño, “A la media noche”, en el que intervinieron también tanto el Coro Talía como Talía Mini y que, con el arreglo movido y alegre de Alejandro vivas, nos trasladó a la Navidad de Puerto Rico. Y, por supuesto, no faltó todo un clásico del pop navideño, “All I want for Christmas is You” de Mariah Carey, con arreglo también de Vivas.

Thankful, la cancion que emociona a Talía Mini

El coro infantil Talía Mini ya se había estrenado la temporada pasada en el ciclo de abono de la Orquesta Metropolitana de Madrid y el Coro Talía con su participación en el concierto Voces de cine. Pero esta era su primera vez en un concierto de Navidad y, sin duda, contemplar la Sala Sinfónica llena fue para ellos emocionante. En el programa se incluyó una las canciones favoritas de su repertorio, a la que se unió también el coro Talía, “Thankful”, que nos habla de que, pase lo que pase, siempre podemos encontrar algo por lo que sentirnos agradecidos.

Y mucho ritmo para terminar

El programa se cerraba con dos grandes éxitos no navideños, de nuevo con arreglos de Alejandro Vivas. El primero de ellos incluía los temas más conocidos del musical hippie Hair: “Aquarius” y “Let the Sunshine in” (Deja que entre la luz del sol) al que el público pudo sumarse con las palmas. El segundo fue una canción de Dino Ferrakis que Gloria Gaynor convirtió en todo un himno de superación, “I wil survive”: “Yo sobreviviré. Mientras sepa cómo amar, sé que permaneceré viva”. Los aplausos rotundos, entusiastas y prolongados retumbaron en la sala y coro y orquesta pusieron la guinda al programa con un participativo y divertido estribillo (lo, lo-ló, lo-ló…) que se coreó varias veces acompañado con las palmas del público y que sirvió para retomar la última parte de la canción “I will survive” en una explosión de ritmo y alegría.  

Que el ritmo de la música no pare

Fue un concierto intenso, aplaudido, emocionante, alegre, en el que la Orquesta Metropolitana y los dos coros, Talía y Talía Mini, brillaron en sus interpretaciones, tanto en las más contenidas y emotivas como en las más rítmicas y enérgicas y que Silvia Sanz condujo con mano experta y sabiendo, como sabe, conectar con el público. Había muchas ganas de concierto y no hay nada mejor que poder disfrutar de esa mágica conexión entre los músicos y el público y viceversa. Los cálidos y mantenidos aplausos de todos los que llenaban la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional fueron la mejor respuesta. Silvia Sanz, como hace siempre en los conciertos de Navidad, tomó la palabra:  “Que el ritmo de la música no pare, que una melodía infinita siga manteniendo juntos a los que tenemos cerca y que los silencios que vengan sean solo para hablar sin palabras”.

Unidos por un sueño

Estas palabras de Silvia Sanz sirvieron para dar paso a una obra fuera de programa, una especie de cuenta pendiente del Grupo Talía, una canción que se grabó en 2020 durante el confinamiento, desde la distancia, con grabaciones desde casa, con móviles, pero con el compromiso y la ilusión de todos los que participaron de que un día tendría que interpretarse en vivo, ante el público, sin mascarillas. Ese día fue el pasado 29 de diciembre. Se trata de la canción “Unidos por un sueño”, compuesta por Alejandro Vivas para aquel preciso momento, al poco de iniciarse el confinamiento por la pandemia. Cerca de 200 personas pertenecientes a la Orquesta Metropolitana de Madrid, a la Madrid Youth Orchestra (MAYO), la Orquesta Infantil Jonsui, la Orquesta Infantil y Juvenil EOS, el Coro Talía, el coro infantil Talía Mini y profesores del Grupo Talía… participaron con vídeos grabados desde casa. Esta vez, aunque no pudieran estar todos, aunque sí una gran parte de los participantes, interpretaron la obra ante el público y sin distancias, con la emoción del recuerdo y un homenaje a los que ya no están.

Y los bises

Tras el emocionante “Unidos por un sueño”, que hizo brotar alguna que otra lágrima, gorros, gorras y sombreros de todo tipo y condición, llamativas boas y otros aderezos navideños salieron de sus escondites para llenar de colores el escenario. Era el momento de los bises de despedida: una animado arreglo del “Feliz Navidad” de José Feliciano, el venezolano “Burrito sabanero”, ambos con arreglos de A. Vivas, y, para concluir, “Y.M.C.A” de Village People coreografiado y que gran parte del público ser animó a bailar desde sus butacas. Más de 2000 corazones felices en torno a la música. La mejor manera de decir adiós a 2022 y dar la bienvenida a 2023 que el Grupo Talía estrenará musicalmente en su tradicional encuentro con la familias Música y Juguetes que tendrá lugar el próximo 28 de enero. ¡Que no pare la música y que el público llene las salas de conciertos!